external image 20080719-El_aprendizaje_colaborativo.PNG

APRENDIZAJE COLABORATIVO

El aprendizaje colaborativo es una forma de construir nuevos conocimientos académicos, en la que se incentiva a los estudiantes a trabajar en equipo para lograr objetivos comunes. Asimismo, se motiva a aprender a dar y recibir críticas, a planificar, a guiar y evaluar sus actividades individuales con los otros.

El aprendizaje colaborativo se sustenta en las teorías cognoscitivas. Para Piaget hay cuatro factores que inciden e intervienen en la modificación de estructuras cognoscitivas: la maduración, la experiencia, el equilibrio y la transmisión social. Todos ellos se pueden propiciar a través de ambientes colaborativos. La teoría constructivista de Vigotsky, dice que el estudiante requiere de la acción de un agente mediador para acceder a la zona de desarrollo próximo, siendo éste responsable de ir tendiendo un andamiaje que proporcione seguridad y permita que el estudiante se apropie del conocimiento y lo transfiera a su propio entorno.

De acuerdo a lo anterior, Coll y Solé (1990, p. 332), definen a la enseñanza como «un proceso continuo de negociación de significados, de establecimiento de contextos mentales compartidos, fruto y plataforma, a su vez, del proceso de negociación», lo que permite verificar las conexiones entre aprendizaje, interacción y cooperación: Los individuos que intervienen en un proceso de aprendizaje, se afectan mutuamente, intercambian proyectos y expectativas y replantean un proyecto mutuo, que los conduzca al logro mutuo de un nuevo nivel de conocimiento y satisfacción.

Existen diversos autores que explican lo que es el aprendizaje colaborativo, como Martín (2001), que dice que más que una técnica, el trabajo colaborativo es considerado una filosofía de interacción y una forma personal de trabajo, que implica el manejo de aspectos tales como el respeto a las contribuciones individuales de los miembros del grupo.

Panitz y Panitz( 1998), proceso de interacción cuya premisa básica es la construcción del consenso. Se comparte la autoridad y entre todos se acepta la responsabilidad de las acciones del grupo.

Guitert y Simérez.(2000) dicen que el aprendizaje colaborativo es un proceso en el que cada individuo aprende más de lo que aprendería por sí solo, fruto de la interacción de los integrantes del equipo. El trabajo colaborativo se da cuando existe una reciprocidad entre un conjunto de individuos que saben diferenciar y contrastar sus puntos de vista de tal manera que llegan a generar un proceso de construcción de conocimiento.

Para Gros, (2000), es un proceso en el que las partes se comprometen a aprender algo juntas. Lo que debe ser aprendido sólo puede conseguirse si el trabajo del grupo es realizado en colaboración. Es el grupo el que decide cómo realizar la tarea, qué procedimientos adoptar, cómo dividir el trabajo o tareas a realizar. La comunicación y la negociación son claves en este proceso.

Salinas (2000), considera fundamentalmente el análisis de la interacción profesor- estudiante y estudiante- estudiante; por cuanto el trabajo busca el logro de metas de tipo académico y también la mejora de las propias relaciones sociales.

Lucero (2004), conjunto de métodos de instrucción y entrenamiento apoyados con estrategias para propiciar el desarrollo de habilidades mixtas (aprendizaje y desarrollo personal y social), donde cada miembro del grupo es responsable tanto de su aprendizaje como el de los demás miembros del grupo.


A continuación, se presenta un video en el que se define el concepto de aprendizaje colaborativo en función de las herramientas que lo facilita. El video indica las principales características de este tipo de metodología, sus ventajas, desventajas y riesgos que deben prevenirse. También se presentan algunas recomendaciones importantes.