external image 20090325-trabajo_colaborativo.JPG

ACTIVIDADES Y DINÁMICAS

El aprendizaje colaborativo adquiere sentido cuando los estudiantes logran comprometerse y disfrutar lo que hacen. Por eso, hemos decidido añadir una serie de ejemplos de actividades y dinámicas que puedan ser puestas en práctica en diferentes grupos de educación formal y no formal.

Para el inicio de un curso, una serie de charlas o una actividad

Rompehielos

1. Antes de iniciar la actividad solicite a cada participante que escriba (o dibuje) una serie de características de sí mismo(a) en una tarjeta, y que coloquen la trajeta en una caja. Luego reparta las tarjetas al azar entre los participantes y pida que cada uno trate de encontrar al dueño de la tarjeta. Al encontrarse todos deben presentarse al grupo, añadir su nombre a la tarjeta con un marcador y luego pegarla a su ropa con una gasilla durante la actividad.

2. Pida a cada persona que escriba un sueño que haya tenido, algo que soñó mientras dormía alguna noche y que aún recuerda. Luego pida a los participantes que identifiquen el sueño más común, el más extraño, el más bonito, el más interesante. Procure resaltar las ventajas de la diversidad humana.

Conociendo las destrezas de los compañeros

1. Solicite a cada participante que se presente diciendo un talento que tiene. Luego pida que se agrupen de acuerdo con su talento y les pida el teléfono. Luego que se agrupen con quienes tienen un talento totalmente diferentes y les pida el e-mail. Luego que le pida el apartado postal a quienes tienen talentos que le parecen particulares, novedosos o extraños o al resto de los compañeros. Haga una plenaria sobre las razones de sus elecciones.

2. Ubique diferentes materiales en cuatro mesas: En la primera tucos, papel de construcción, plasticina, tijeras, goma, ligas, cinta adhesiva, etc. En otra mesa papeles blancos y rayados y lapiceros. En la siguiente cuatro revistas y una computadora con Word abierto en la pantalla. En la última bufandas, abrigos, espejos, sombreros, maquillajes de teatro. Solicite a los estudiantes que se ubiquen junto a la mesa que más les agrada. Luego dígales que usen los materiales de la mesa para construir algo en relación con el tema de la diversidad grupal. Al final deben presentar su creación al grupo.

Acuerdos de trabajo en la capacitación

1. Proyecte la pantalla de una computadora. Abra Word con letra 22 y solicite a un estudiante que pase al frente y escriba el que cree que es el objetivo del curso. Luego pída al segundo que pase y modifique el objetivo, sólo puede cambiar una palabra, el tercero debe cambiar una palabra más; así deben pasar todos hasta que el primer estudiante tenga la oportunidad de cambiar el objetivo una vez más. Sólo el primer estudiante pasa dos veces, después de pasar la primera vez los estudiantes deben limitarse a hacer sugerencias a los que van pasando pero cada quien pone lo que le parece en su turno. Cuando terminen, muéstreles el objetivo que usted había preparado y converse con ellos sobre las razones de las posibles diferencias y similitudes. Al terminar, señale claramente lo que abarcarán en el curso con algunos enfoques o elementos adicionales que surgen de la expectativa planteada por ellos.

2. Escriba las competencias del curso. Divida a los estudiantes en subgrupos y solicite una lluvia de ideas sobre el tipo de actividades que creen que les ayudarían a llegar hasta allí. Luego presente los desempeños, actividades y rúbricas correspondientes al curso contrastándolas con las ideas que ellos plantearon. Haga énfasis en los puntos de concordancia, si puede hacer algunas modificaciones que no afecten la rúbrica y que se adapten más a la expectativa del grupo hágalas. Si no es posible hacer algunos de los cambios explique las razones y plantee alternativas para estas otras necesidades planteadas.

Formando grupos

Todo grupo humano tiene objetivos (tácitos o implícitos).

1. Forme grupos de diferentes maneras: (a) Pida a cada estudiante que saque un papel enumerado de la caja y que luego busque a los compañeros con igual número. (b) Pida a los estudiantes que busquen a los compañeros con gustos y talentos semejantes según lo que observó en las actividades anteriores. (c) Pida al estudiante que escoja a sus compañeros como mejor le parezca.

3. Una vez formados los grupos pida a los estudiantes que le den una identidad a su grupo. Funcionarán como un clan o un club social, con un lema que ellos redactarán, reglas, derechos, principios de confidencialidad, actividades sociales, horarios de reunión, etc. Como grupo deberán firmar un documento de membresía con los acuerdo. Llevarán una bitácora de las actividades con sus objetivos y logros. Escogerán un líder y distribuirán los roles de cada uno. Fomente el disfrute social del trabajo en equipo.

Estructurar las tareas de aprendizaje

1. Para ejecutar las actividades del curso, los estudiantes deberán acordar un formato para llevar su bitácora. Si fueran experimentos de ciencias el formato sería el usual de los laboratorios. Si se tratara de análisis de lecturas, los estudiantes deberían tener un formato para indicar los datos del capítulo, las definiciones más importantes, ejemplos y casos, aplicación de la teoría a la práctica, citas de fuentes de información de apoyo y relevantes. Si se trata de la construcción de algo, ellos podrían tener tareas por semana con metas claras, recursos, etc. e ir anotando los progresos de cada miembro del grupo. En todos los casos, esta actividad se trata de que los estudiantes logren definir un formato para la bitácora que les permita mantener un trabajo independiente, con actividades individuales asignadas y con espacios de realimentación y construcción del todo a partir de las partes. Es importante que los estudiantes se distribuyan sus tareas de acuerdo con sus gustos y capacidades, de manera que aprendan los unos de los otros por medio del modelaje.

2. Otra opción es que usted entregue un cronograma de actividades que indique en una tabla "¿quién?, ¿qué?, ¿cuándo? ¿con qué? y logros o resultados". Los estudiantes decidirán desde ese momento ¿quién hará qué, cuándo y con qué? y cada semana se reunirán para discutir los logros o resultados que van obteniendo y mejorar sus aportes iniciales.

Facilitar la colaboración

Para colaborar los estudiantes deben definir, comparar, comprender, aplicar y ejemplificar en un proceso de análisis global.

1. Solicite a los estudiantes que se ubiquen en círculo. Inicie una historia (a manera de caso), pero no la termine, sólo iníciela con los datos principales y deje que cada uno le vaya añadiendo una parte a la historia cuando sea su turno. El objetivo serán dar vueltas en círculo con la historia hasta que el caso se haya resuelto.

2. Exponiendo con ejemplos. En vez de exponer sus avances formalmente estructurados a los otros grupos de trabajo, los estudiantes deberán presentar un ejemplo de cada uno de sus hallazgos (sin definirlos con metodologías o teorías), los otros estudiantes deberán adivinar la teoría o la metodología utilizadas.

3. Propuestas para los otros grupos. Cada subgrupo deberá escribir sus mayores dificultades o dudas en el avance de su trabajo. Los subgrupos se intercambiarán la lista de dificultades y harán propuestas unos a otros sobre cómo resolverlas.

Evaluar el trabajo

Con base en los acuerdos sobre las competencias, objetivos y estructura de las tareas, es necesario evaluar el trabajo. El objetivo es sobre todo generalizar los resultados a otros campos para permitir la solución futura de otros problemas.

1. Pida a los estudiantes que escriban un ensayo sobre los alcances futuros de su trabajo, deben hacer una propuesta inicial que sustenten con varios ejemplos y finalmente dar recomendaciones para trabajos futuros de este tipo.

2. Solicite a los estudiantes que escriban una lista de lo aprendido del trabajo de los otros compañeros del grupo, y luego del trabajo de los otros subgrupos. Deberán entregar los listados a cada estudiante y una copia al docente. Con base en los listados y en las competencias del curso el docente deberá realizar una evaluación adicional, enfocándose más en los aspectos cualitativos que cuantitativos del trabajo y dando recomendaciones oportunas para el futuro trabajo profesional de los estudiantes.

Al hablar de evaluación del trabajo colaborativo, el tema que menos se trata es la parte de la evaluación; por esto, se presenta a continuación un vide que explica y ejemplifica mejor el tema.




Esperamos que toda esa información pueda orientar el establecimiento de trabajo colaborativo en la aulas.